CONSTELACIONES FAMILIARES
Desde el EQUILIBRIO BIOENERGÉTICO

Barcelona - ESPAÑA
23 y 24 de noviembre

Se trata de un taller terapéutico, cuyo objetivo es descubrir qué hay detrás del sufrimiento (cuya manifestación son esos problemas concretos que vivimos), para tomar consciencia y cambiar hacia una imagen interna-inconsciente más saludable, en coherencia bio-energético-emocional.
Este taller es fruto de la integración de diferentes técnicas terapéuticas. En el desarrollo del mismo, se intercalará la técnica de constelaciones familiares, con una serie de dinámicas grupales protocolizadas (en las que se hará también uso de representantes además de otras técnicas), y con la práctica de determinados ejercicios bioenergéticos, de tal manera que todos los participantes del grupo tengan experiencias de intercambio y comunicación con los demás, que les ayuden a tomar conciencia de lo que hay detrás de su problema y les acerquen a patrones de mayor coherencia bioenergética, aportándoles una vivencia y enfoque diferentes desde donde encontrar una solución más satisfactoria a su problema.
(*) Al iniciar el grupo se pedirá a las personas que quieran salir, o bien a constelar, o bien a vivenciar la demostración que Carmen hará de los protocolos, que se apunten en un papel, que será introducido en una caja. De ella se irá sacando un nombre en el momento que sea necesario (indistintamente para constelar o para demostración de protocolo) hasta donde sea posible, hasta el final del taller.

Las constelaciones familiares


¿Qué es una constelación?

Una constelación es una imagen dinámica relativa al asunto que necesitas resolver, fruto de la interacción entre determinados participantes del grupo (que tú elegirás como representantes de tu familia); y que te permitirá ver y sentir la causa subyacente a tu problema y la dinámica que causa tu sufrimiento.
Desde el punto de vista de la terapia de constelaciones familiares, la mayoría de nuestros problemas están vinculados con nuestra historia y relaciones familiares y con cómo de niños, por “amor ciego” y lealtad al grupo, hemos adoptado roles, cargas, etc, que van en contra del orden natural del amor; lo cual no nos permite fluir con toda nuestra potencialidad.
Además, desde esta teoría, todo lo que no ha sido mirado en una familia (ej, historias difíciles de ancestros, personas excluidas, infidelidades, parejas anteriores, suicidios, etc), produce un enredo sistémico que “queda grabado” en el inconsciente grupal (como una memoria); y hasta que no es liberado, produce efectos sobre los descendientes (síntomas, identificaciones, etc)

A partir de la constelación, comienza el movimiento en tu interior

Al sacar a la luz el enredo sistémico subyacente a tu problema, estarás más consciente de aquello que te bloquea profundamente; lo cual es un movimiento fundamental de sanación. Pero, además, el trabajo terapéutico te ayudará a conectar con aquellas emociones normalmente no expresadas, hacia una liberación emocional profunda.

Más allá de la propia constelación

A partir de la imagen dinámica o constelación sobre el problema planteado, se buscará la construcción de una imagen alternativa o “imagen de solución” (más en consonancia con el orden del amor y el equilibrio bio-energético-emocional). Movimiento sanador sobre tu mundo inconsciente que, desde ese momento y hacia delante, te permitirá continuar con tu camino sin esas ataduras que hasta ahora te impedían avanzar (concretamente en el asunto que específicamente hayas planteado).

Protocolos basados en conceptos sistémicos familiares


Se llevarán a cabo una serie de ejercicios grupales protocolizados, utilizando técnicas como la escultura familiar, el uso de representantes (dinámica similar a las constelaciones), la reparentalización y otras técnicas (disociación-asociación, visualizaciones, etc), con el fin de hacer consciente la imagen interna inconsciente que cada persona tiene respecto a una serie de cuestiones, ofreciéndose después una alternativa (hacia una imagen-experiencia de solución). Algunas de las cuestiones que trataremos en estos protocolos grupales son:

 

  1. La necesidad infantil de recibir de la familia (protección, amor,comprensión, permiso para, reconocimiento, etc)
  2. Consecuencias en nuestra vida de la búsqueda incesante de satisfacción de la necesidad arcaica de pertenencia al grupo familiar
  3. Pertenencia e individuación (equilibrio y desequilibrios).... ¿Pertenecer a cambio de...?....Las lealtades familiares
  4. Más allá del grupo primario familiar

 

La influencia de compartir nuestra luz


En 1983 el biofísico alemán Fritz-Albert Popp descubrió que todas  las células vivas emiten, desde sus núcleos, biofotones o partículas de luz tipo láser ultra-débil. Esa luz se conoce como luz biofotónica. Es una radiación coherente y armónica, que parece estar en la base de todos los procesos biológicos, ya que permite a las células transmitir información, es decir, comunicarse entre sí, con el fin de regular los mecanismos intra y extra celulares (comunicación e intercambio con el entorno).

ASIMISMO, esta teoría apoya la visión del ser humano como paquete de luz y la idea de que los seres vivos están formados por materia y por campos electromagnéticos que interaccionan entre sí. INCLUSO VA MÁS ALLÁ, poniendo en duda la noción de separación entre los seres vivos, debido a la capacidad de los fotones de crear entrelazamientos cuánticos.

En uno de sus muchos experimentos, Popp observó el intercambio de fotones entre las pulgas de agua (Dafnis), de tal manera que cuando una de ellas estaba enferma (mostraba un patrón de falta de coherencia biológica), las otras -que estaban bien-, le pasaban fotones y la enferma pasaba a encontrarse mejor... Y si esto ocurre con las pulgas de agua, ¡qué decir del hombre que está compuesto por 100 billones de células, cada una con su propia emisión fotónica!. 

Podríamos decir entonces que esta propuesta de trabajo terapéutico de intercambio con los demás, tanto si estamos trabajando con el propio problema o constelación o  compartiendo nuestra experiencia, o bien si es otra persona la que trabaja, siempre nos beneficia. Por qué. Porque, como nos deja claro el experimento de las pulguitas, compartimos fotones, luz que nos ayuda a estar mejor. Y esto ocurrirá cuando “demos luz” a una constelación (sea nuestra o de otro), o cuando alguien entre en un patrón de coherencia más saludable, o cuando nosotros mismos emitamos esa luz coherente. Es decir, el trabajo de intercambio y comunicación con los demás, nos conexionará con patrones de mayor coherencia biológica .

Equilibrio y técnicas bio-energéticas


Homeostasis- Equilibrio interno

Homeostasis designa la tendencia de todo organismo a mantener el equilibrio interno (ambiente interno estable) mediante mecanismos de autorregulación, compensando los cambios en su entorno mediante el intercambio de materia y energía con el exterior. La homeostasis es en definitiva el balance o equilibrio interno que el organismo debe mantener para asegurar su salud.

Desde la homeostasis biológica a la homeostasis o equilibrio interno de cualquier sistema

El término homeostasis fue acuñado por W. Canon en 1932 y se aplicó primeramente al ámbito de la biología (homeostasis biológica). Posteriormente otras disciplinas adoptaron dicho término. Así por ej, en psicología se habla de homeostasis psicológica, en terapia familiar de homeostasis-equilibrio familiar y en bioenergética loweniana de equilibrio bioenergético.

En todos los casos se habla del equilibrio interno del sistema (bien sea el sistema objeto de estudio biológico, psicológico, familiar, energético, etc) y su reacción ante los cambios y en intercambio con su ambiente.

Caminos que alteran la homeostasis-equilibrio interno

Dos son  los caminos que la mayoría de los autores describen. El primero, el camino de la deficiencia, en el que el organismo no está recibiendo lo que necesita. El segundo, el camino de la toxicidad, donde está recibiendo elementos tóxicos o elementos que no necesita. En ambos casos, puede tratarse de elementos externos, pero también de algo interno

Cualquier acontecimiento o situación que es vivida como conflictiva, altera nuestro equilibrio interno

La vida presenta continuos cambios. Por ello nuestro organismo se reajusta y adapta permanentemente, encontrando soluciones satisfactorias para poder mantener un equilibrio adecuado. Pero no siempre ocurre que se produce el equilibrio más saludable, con sensaciones de alta energía, viveza, bienestar, etc. En algunas ocasiones, ante determinados acontecimientos que vivimos como conflictivos-problemáticos,  damos una respuesta pero no conseguimos llegar a una solución que nos satisfaga y nos quedamos anclados  en lo que podríamos llamar  “falso equilibrio” o incluso “adaptación desequilibrada”. Me explico. Cuando estamos en conflicto, nuestro sistema neurovegetativo (encargado de la vida vegetativa-involuntaria-inconsciente) se activa. Específicamente lo hace nuestro sistema nervioso ortosimpático o sistema del estrés, que pone al organismo en alerta, preparado para la acción, “cargado” (como dirían los bioenergetistas lowenianos), en espera de una solución satisfactoria. Entonces si la solución o respuesta que se produce es la adecuada, nuestro organismo “se descargará” (según terminología bioenergetista) y entrará de nuevo en estado de equilibrio interno y de normofunción. Sin embargo, si la solución a la pérdida de homeostasis, que pone al organismo en estrés, no es la adecuada (en el sentido de no sacar a la persona del estado de deficiencia o de toxicidad), entonces podríamos decir que quedamos en un estado de adaptación “desequilibrada”, donde se ha dado una respuesta para disminuir el estrés (zona de peligro para el organismo) pero que no nos conduce al equilibrio interno de bienestar, normofunción, etc. Pero, ¿cómo sabemos si la respuesta es adecuada o no?. Es la presencia del “problema” en nuestras vidas, lo que indica que no hemos encontrado la solución satisfactoria a algo, ya que ésta re-establecería nuestra homeostasis haciéndonos sentir más cerca del bienestar que del malestar. Debemos comprender que nuestro problema o síntoma es la manifestación de una solución adaptativa no satisfactoria (en el sentido explicado: no sacarnos de la deficiencia-toxicidad, no estar en normofunción ni  en equilibrio interno) .

DESDE el trabajo corporal (búsqueda de mayor equilibrio bioenergético), al trabajo con las constelaciones y con los protocolos grupales propuestos

Todo estrés produce en el cuerpo un estado de tensión y carga, disminuyendo la energía de la persona, restringiendo su motilidad y limitando su autoexpresión.

Por ello, haremos algunos ejercicios, procedentes de determinadas técnicas energético-corporales (bioenergética loweniana, Chi kung, etc), potenciando el estado vibratorio del cuerpo,  el asentamiento de las piernas y en el cuerpo, la profundización de la respiración (abriendo nuestro espacio interno llenándolo de oxígeno-aire-vida), la autoexpresividad, con el fin de movilizar nuestra energía y ponernos en contacto con nuestras sensaciones y las vivencias que se activen en nuestro mundo interno. Con ello se pretende superar el estado de “relativa quietud” o “falso equilibrio”al que nos hemos habituado, que limita nuestro genuino movimiento expresivo hacia el exterior, en búsqueda de un nuevo estado vivencial más energético, suelto y presente en el “aquí y ahora”. Finalmente con el objetivo de disponernos al trabajo en grupo, en las constelaciones y dinámicas protocolizadas.

Debido a que una de las bases del trabajo constelar es que las personas que están representando conecten con su cuerpo y manifiesten sus sensaciones y emociones respecto al rol que representan, es fundamental que lo hagan desde ahí, desde el cuerpo, y no desde la cabeza. Recordemos que el cuerpo es el vehículo de nuestras emociones. Y en el trabajo propuesto, se buscará conectar con las emociones primarias (asociadas a las sensaciones corporales y vía directa al mundo inconsciente) y no con las emociones secundarias (que son aquellas que socialmente nos permitimos y no producen ningún cambio). Por todo ello, es fundamental dedicar un tiempo al trabajo con el cuerpo para partir, posteriormente, desde él.

El uso del cuerpo como fuente de recursos HACIA nuestro equilibrio

Pero, además, el presente taller va más allá en la utilización de cuerpo. No sólo tendrá en cuenta el aspecto comentado anteriormente, sino que buscará dar una alternativa de salud desde el cuerpo. De tal manera que, así como en el proceso de trabajo constelar, el terapeuta ofrece a la persona una imagen de solución (para crear un movimiento alternativo en su mundo interno), también es importante ofrecer recursos corporales, que podríamos llamar también de solución, para que podamos sentir y conectar con nuestro fluir energético. Por qué. Porque en el proceso de sanación no basta con “quitar el problema”, sino que hay que “colocar algo en su lugar”.

Así, frente al estrés emocional-corporal que genera el problema, en este taller se facilitarán varios recursos corporales que, con su vivencia y práctica cotidiana, pueden ayudarnos a re-equilibrarnos. Estaremos con el cuerpo como vía de aprendizaje HACIA NUESTRO EQUILIBRIO BIOENERGÉTICO, más acorde con sensaciones de bienestar, alta energía, oxigenación (apertura respiratoria), motilidad, flexibilidad, autoexpresividad, arraigamiento, etc.

Así que os animo, con este taller, a tratar de encender esa luz interna que todos llevamos dentro, para hacer del mundo un lugar de luz sutil y coherente

Carmen Arias Feria

Psicóloga con la especialidad sanitaria de Psicología Clínica

Psicoterapeuta de la FEAP (federación española de asociaciones de psicoterapia) y miembro de la junta de la SETB (sociedad española de terapia bioenergética) hasta el año 2015.

Mi máximo interés se centra en las terapias humanistas y relacionadas con la psicología energética y la expansión de conciencia.

Especializada en terapia familiar sistémica, constelaciones familiares, psicoterapia corporal-emocional-bio-energética loweniana, psicomotricidad, técnicas de diagnóstico proyectivas, técnicas de relajación, respiración, taichi, chikung, meditación y biodescodificación biológica.

Información del curso


CONSTELACIONES FAMILIARES
Desde el equilibrio bioenergético

23 y 24 de noviembre
Barcelona

HORARIO
Sábado de 10 a 20 h
Domingo de 10 a 18:30 h

LUGAR
Barcelona, sala por determinar.

 

OFERTA PRECIO
175 € hasta el 8 de octubre
220 € a partir del 9 de octubre

CONSULTAS
+34 670 018 307 (solo whatsapp)
contacto@laescuelalepassage.com

Reserva de plaza 100 €

¿Quieres saber más acerca de este taller?
Ponte en contacto

SUSCRÍBETE PARA ESTAR INFORMADO