LA VIDA ES UNA BUENA FIESTA?!

Después del taller de este finde sobre el dinero, vamos a hablar un poquito más de nuestras creencias respecto de la vida.

En este taller hemos visto que una condición necesaria para conseguir cambiar nuestra situación económica es verificar cuáles son nuestras creencias relativas a la vida. Porque, para disfrutar de la vida, necesitamos que nuestro sistema de creencias relativas a la vida esté de acuerdo.

Estas creencias son el resultado del ejemplo de nuestros padres, de nuestros abuelos. También de los mensajes relativos a la vida que les hemos oído a ellos.

Por ejemplo, hemos podido escuchar frases de este tipo:

– la vida es dura, tienes que luchar

– la vida es una tostada de mierda

– en la vida todo hay que merecerlo… en la creencia que hay detrás de esta frase, el mensaje es que en la vida nada es fácil, todo se consigue con esfuerzo; así que, ¡¡queda poco espacio para el placer y para disfrutar!!

Por supuesto, todo esto son generalizaciones, pero esas generalizaciones se vuelven verdades para nuestro inconsciente. Y cuando en nuestro inconsciente se graba una creencia, en nuestro día a día verificaremos constantemente ese mensaje. ¡Ese es el poder de las creencias!

Así pues, en este proceso la primera etapa es tomar conciencia de todos los mensajes limitantes, relativos a la vida, que hemos recibido en nuestra infancia y adolescencia, y resumirlos en una frase.

Después, encontrar el nuevo mensaje constructivo que necesito sobre la vida, que todavía no me creo, para disfrutar más de mi vida.

Lo importante es que la nueva creencia no sea lo inverso de la creencia limitante. Por ejemplo: La vida es dura — La vida es fácil.

Sino cambiar de nivel el sistema: La vida es dura — La vida es mi amiga.

El lenguaje del inconciente es el símbolo; gracias a eso puedes dibujar un símbolo para la creencia limitante y otro para la nueva y, a partir de estos símbolos, crear un ritual para cambiarlo.

Después, tienes que trabajar sobre la creencia relativa a ti mismo y al dinero para recuperar un sistema de creencias que esté en coherencia con tu objetivo.

Un abrazo creativo.
Jean-Guillaume

 

Comentarios (4)

  • Muchas gracias por tu artículo y por el taller, fue muy revelador y estimulante. Hice algunas reflexiones sobre la vida es fácil. Nos resulta fácil aquello que sabemos hacer, aquello para lo estamos capacitados y que nos gusta, por eso me parecía que una buena afirmación podría ser: soy capaz, yo puedo. De esta manera la facilidad de la vida dependerá de nuestra propia capacidad, no de agentes externos. Podría seguir…..”la vida quiere que yo esté aquí”, “la vida me quiere”, “la vida me colma de bienes porque yo soy vida…

    • Hola Lina estoy de acuerdo contigo. Lo que pasa es que todos los mensaje que ha grabado tu inconciente son una verdad para el. Entonces cuando integra una nueva creencia constructiva sobre ti misma y que tiene todavía a nivel inconciente la creencia que “la vida es dura”, entonces la diferencia es que te sientes mejor, pero todavía un montón de problemas siguen apareciendo, porque estas verificando que la vida es dura.
      Entonces es imortante hacer este trabajo de cambio de creencias a la vez sobre ti misma y sobre el tema que trabajas (el dinero, pareja…) JG

  • Desde hace unos 5 años, salí de mi zona de seguridad, varias veces, y con mucho miedo a faltar de todo. Recogiendo ese camino hasta el taller, recogiendo todas esas emociones me doy cuenta que es un hecho: la vida es magia. En los momentos más extremos era cuando yo llegaba a pensar “entre lo peor y lo mejor” prefiero probar pensar “algo hay para mí” y la magia se hacía, ese algo llegaba. Ese tímido “algo” que yo pensaba, lo pensaba pequeñito, algo, lo justo para sobrevivir llegaba, no más.
    Ahora que están al descubierto nuestras creencias limitantes conocidas o desconocidas, es una atención de todos los días para que se carguen las nuevas. Me permito y me encanta pensar GRANDE y he hecho mío “l´argent et moi c´est une histoire d´amour”.
    Y el añadido después del taller es ese sentir en paz con mi madre y mi padre, antes era como una paz mental y ahora es muy interna, sentida, están en mí. Me siento menos sola.
    Mil gracias por esas maravillosas herramientas de vida.

    • Gracias Claudine,
      lo que dices “antes era como una paz mental y ahora es muy interna, sentida, están en mí” es muy importante porque cuando podemos sentir en vez de pensar eso muchas veces es el signal de una integración profunda.
      Un abrazo JG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

close

Suscripción Newletter

Recibirás en tu email nuestras novedades: cursos, viajes, talleres, videos y conferencias